Geohumus para el profesional

 

Desertificación

Casi una quinta parte de nuestro planeta es ya desierto y cada día perdemos grandes superficies de tierra fértil. La desertificación se produce por cambios climáticos y períodos de sequía naturales, pero también por la influencia der ser humano por sobreexplotación o explotación agrícola inapropiada.

La vuelta de la vegetación es por un lado consecuencia y por otro causa de la degradación del suelo. El restablecimiento de la capa de vegetación representa una medida eficaz para recuperar las diferentes funciones del suelo así como para evitar una mayor degradación.

Experimentos realizados con éxito en Túnez y en Arabia Saudí han mostrado que Geohumus resulta de gran valor en la lucha contra la desertificación en zonas áridas y es especialmente apropiado para su empleo en suelos arenosos.

 

Mayor capacidad de retención de agua

Geohumus se mezcla directamente en el suelo y absorbe el agua que normalmente se pierde porque fluye por la superficie, se drena o se evapora. Geohumus se hincha como una esponja, reteniendo hasta 40 veces su propio peso en agua, este proceso es especialmente significativo en suelos arenosos. Después, la planta va tomando el agua almacenada a través de las raíces según la va necesitando.

Mayor y más rápido crecimiento de las raíces

Geohumus estimula el crecimiento de las raíces. Estas encuentran en las partículas de Geohumus un medio rico en agua, oxígeno y nutrientes. Este ambiente contribuye al desarrollo óptimo de las mismas.

Mejor aprovechamiento de los nutrientes

Con el agua absorbida, se almacenan también en la zona de las raíces los nutrientes contenidos en ella y se aprovechan así de manera más eficiente. El arrastre de nutrientes se reduce de forma sustancial.

Estructura y vida del suelo

Al hincharse y encogerse Geohumus cuando se absorbe y se reparte el agua, el suelo se va aflojando. Esto mejora la estructura del suelo, estimula la vida y la actividad microbiana y facilita el suministro de nutrientes para las plantas. 

 

Plantas más sanas y mejores cosechas

La combinación de mejor aporte de agua, mejor aprovechamiento de los nutrientes, estimulación de la vida del suelo y mejor enraizamiento se traduce en un fortalecimiento general de la planta. Dependiendo del tipo de planta, se crea mayor biomasa y mayor número de flores y éstas florecen durante más tiempo.

Reduce la salinización del suelo

La gran cantidad de agua se evapora deja atrás sales y minerales en la superficie del suelo. El empleo de Geohumus reduce el agua aportada y con ello la cantidad de sal.

 

Biológicamente compatible e inocuo para la salud

Inocuo para la salud y el medio ambiente: Geohumus es absolutamente inofensivo para nuestra salud y la del planeta. Este es el resultado de multitud de informes toxicológicos y ecotoxicológicos. La elaboración mecánica tritura físicamente los agregados del Geohumus, mientras que los hongos y bacterias aseguran la dregadación biológica del material. Para mayor información sobre los certificados y estudios que corroboran la inocuidad de Geohumus, haga click aquí.

Si lo desea, ofrecemos asesoramiento individual para profesionales. Contáctenos aquí.